23/09/2019

Edad antigua de Zamartze

EDAD ANTIGUA

Restos de columnas encontrados en el subsuelo de la iglesia

 El proyecto de investigación del yacimiento de Zamartze ha permitido conocer las sucesivas etapas de la presencia humana en la zona desde la época romana hasta nuestros días.El abundante material recuperado, especialmente en el cementerio del santuario, ha hecho que conozcamos un poco mejor a quienes vivieron y murieron en Zamartze, arrojando luz a un tiempo oscuro del que aún sabemos poco. Hoy podemos afirmar que Aracaeli es el enclave sobre el que se alza el actual monasterio.

La civilización romana dio énfasis a la articulación del territorio con un complejo sistema de caminos. Esta red viaria servía para el movimiento de las tropas, apoyaba el extenso sistema económico y burocrático romano y estructuraba los sistemas de comunicación oficiales como el cursus publicus, el correo oficial romano. En las intervenciones arqueológicas de 2000, se han hallado restos de termas y un potente templo, con plintón, basas y columnas estriadas.

En muchos casos, las vías romanas eran construidas por las mismas legiones, que utilizaban para ello a sus propios ingenieros(praefectus fabrum). De esta forma, las vías romanas, dentro de sus diferentes variaciones, resultaban homogéneas en sus dimensiones y estructura. La calzada encontrada en el jardín de Zamartze presenta un ancho cercano a los 6 metros.

 

¿Qué es una mansio romana?

Una mansio es un asentamiento a lo largo de la red viaria romana que en muchas ocasiones actuaria como una estación de servicio de la edad antigua. Los viajeros y, especialmente, aquellos que se desplazaban con una misión al servicio del imperio, podían servirse de estos lugares para descansar o cambiar de montura y así proseguir su camino.

Ademas, las mansio romanas tenían un papek importante en la administración rural romana. En casos como la montaña navarra, donde la romanización no alcanzaba los niveles de urbanismo y desarrollo social de otras partes del imperio, el valor de la mansio para gobernar el territorio y articular la sociedad debió resultar fundamental. En la Sakana de época romana, la población vascona se concentró entre la mansio y el meandro del río.

¿Como se vivía en la mansio de Aracaeli?

La población de Aracaeli vinculaba su actividad económica a la explotación agrícola de las tierras fértiles del valle. Si bien todavía no se han podido escavar las zonas domésticas del asentamiento, se han hallado en Zamartze,  por ejemplo molinos para procesar trigo.

Además Aracaeli se benefició de su presencia en la vía de Astorga a Burdeos, evidenciado por la recuperación de materiales cerámicos provenientes de áreas tan dispares como la costa italiana, al sur de la actual Francia o la zona de Tricio en la Rioja. El descubrimiento de escorias producidas durante el proceso de materiales metálicos también revela la presencia de industrias metalúrgicas, principalmente de hierro y bronce.

La fuerte influencia cultural romana hace pensar en una sociedad de modos clásicos latinos, si bien no debe desdeñarse la pervivencia del estrato indígena vascón. La presencia de cerámicas que continúan métodos de producción presentes en la región desde la edad de hierro son pruebas de la integración de las dos culturas, lo que, sin duda, contribuyó, en mayor o menor medida, a la formación de la personalidad y la sociedad de la Sakana actual.

Los materiales recuperados de las excavaciones en el yacimiento de Zamartze han revelado la forma de la vida de los antiguos habitantes de la mansio romana de Aracaeli.

En una primera fase, desde la fundación de la mansio en el siglo I hasta finales del siglo III d.C., la población y la forma de vida de los habitantes de Aracaeli es semejante a la de otros lugares del imperio. Los restos cerámicos, metálicos y numismáticos muestran una sociedad plenamente romana, posiblemente por tratarse de veteranos de las legiones, quizá de origen itálico. No obstante, la aparición de cerámicas de tradición local en estos niveles cronológicos evidencian intercambios culturales entre los pueblos autóctonos y los recién llegados.

Esta primera etapa muestra una Aracaeli con funciones administrativas. El perfil de los hallazgos, con abundancia de monedas, objetos suntuarios, llaves y ornamentos de bronce, encajan con la visión de una mansio que gestionara el gobierno del valle para el estado romano.

Alrededor del año 270 d.C. la mansio sufrió una destrución que pudiera estar relacionada con el conflicto generado por el imperio gálico (260-274 d.C.), una parte despejada del imperio romano, o bien debido a una de las primeras migraciones bárbaras hacia la península ibérica.

Aracaeli continuó su existencia, se repuso al episodio de destrucción, y a lo largo de la primera mitad del siglo IV d.C. el asentamiento se reconstruyó y pasó por una segunda fase de esplendor.

Si bien el perfil de la población parece seguir siendo principalmente romano, ya no se percibe una función eminentemente administrativa o gubernativa, por lo que la importancia del asentamiento pudiera deberse a su relevancia poblacional como vicus (aldea) o incluso civitas (ciudad de derecho).

La población circundante de Aracaeli pudiera haber buscado una mayor viabilidad social aglutinándose en el lugar que pudiera suponer una ventaja por ser el núcleo de mayor entidad en el valle, contribuyendo de esta forma al aumento en el número de habitantes.

No obstante una nueva destrucción hacia el año 330 d.C. terminó definitivamente con el asentamiento romano y aunque manteniéndose habitado en la transición a la edad media, Aracaeli terminó su etapa como núcleo poblacional para volver a aparecer en la historia como centro espiritual íntimamente ligado a la sede episcopal de Pamplona.

Moneda merovingia

¿Como evolucionó el asentamiento de Araceli? 

Con la llegada de los romanos y la creación de la vía romana Ab Asturica Burdigalam, es lógico que la sociedad vascona que habitaba Sakana experimentara grandes cambios. El territorio que tradicionalmente se había articulado en base a asentamientos fortificados en altura cambió para gravitar a lo largo de la vía romana que se convertiría en la principal arteria de actividad económica y social. El fondo del valle se vió cubierto por una serie de villae o granjas romanas y algunas de ellas evolucionarían en asentamientos de mayores dimensiones (Muntinianus,Torranus?).  

La mansio de Aracaeli evidencia un crecimiento asociado a la relevancia que tuvo como centro administrativo del valle, pues se trataba del centro jerárquico de la administración romana en el mismo.

Tumbas en cista halladas en la cabecera de la iglesia

 

Sin conocer todavía detalles del tipo de asentamiento en que se convirtió, es muy posible que la mansio original del siglo I d.C. viera incrementada su población al atraer a la población autóctona y a partir de las crisis del siglo III d.C., al experimentar un proceso  de reducción en el número de asentamientos en el valle.

Los materiales recuperados durante los años de excavaciones en Zamartze nos indican que la mansio de Aracaeli posiblemente perdió su carácter oficial a finales del siglo III d.C., aunque siguiera siendo el centro neurálgico del valle. El asentamiento volvió a vivir momentos de esplendor durante la primera mitad del siglo IV d.C. pero la inestabilidad política y la decadencia del imperio romano hizo que poco a poco Aracaeli desapareciera de la historia. No obstante, la presencia de restos merovingios prolonga la existencia de este núcleo un par de siglos más. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
';